Como lo hacemos



La gran diversidad productiva y geográfica del país incidió históricamente en las características de la demanda de maquinaria agrícola y dio lugar al desarrollo de productos adaptables a todos los suelos y cultivos. Nuestra empresa ha capitalizado una experiencia de más de seis décadas para impulsar el potencial de trabajo que moviliza a los productores rurales y ampliar nuestra participación en el mercado interno, sentando las bases para que la exportación de unidades sea parte activa de nuestros proyectos actuales. Actualización tecnológica, adecuada integración del proceso productivo, experimentado know how en el management y la ingeniería de planta, inversiones genuinas para aumentar el capital de trabajo, investigación y desarrollo orientadas a los requerimientos reales del sector y una estructura comercial dinámica y flexible, son indispensables para operar en un renglón como el de las cosechadoras, en el que la puesta en el mercado de cada modelo está precedida de meticulosos ensayos previos y pruebas a campo que no dejan lugar a improvisaciones. Sobre estas bases sólidas se asienta nuestra dinámica de crecimiento. Es decir, razones tecnológicas y operativas ya probadas, lo que constituye -junto a la confianza de los hombres de campo- un activo que nos anima a aumentar la producción, reforzando nuestro compromiso con la región y con el país.